logo

FX.co ★ Pronóstico del precio del petróleo para la segunda mitad de 2022

Pronóstico del precio del petróleo para la segunda mitad de 2022

¡Hola, queridos colegas!

El principal evento que se ha producido en los últimos días ha sido la paridad del euro y el dólar. Sin embargo, para quienes monitorean constantemente los mercados financieros, este evento no es noticia. Se ha hablado durante mucho tiempo de la paridad, y aquellos operadores que saben al menos un poco sobre análisis fundamental y técnico han logrado ganar mucho dinero con esto, por lo que los felicito cordialmente. Un rompecabezas mucho más difícil para los operadores es la dinámica de los precios del petróleo, y son las perspectivas del mercado del petróleo las que plantean una tarea no trivial para nosotros, porque el que lo resuelva recibirá ganancias fabulosas y el perdedor pagará en su totalidad. Y esto aplica no solo a usted y a mí, sino también al futuro del orden mundial. Así que, intentemos averiguar qué está pasando con el petróleo y cuáles son sus perspectivas para la segunda mitad del año.

Según la última previsión publicada por la Agencia de Información de Energía de EE. UU. -US EIA-, el evento más probable en un futuro próximo será una caída en los precios del petróleo (Fig.1), que venimos observando desde junio en nuestras terminales.

Pronóstico del precio del petróleo para la segunda mitad de 2022

Fig. 1: Pronóstico de la dinámica del precio del petróleo de los operadores de bolsa de EE. UU. EIA y NYMEX

El aumento de la incertidumbre en las perspectivas a corto plazo se debe a la guerra de Rusia en Ucrania y al consumo mundial de energía inferior al esperado. Marcando la perspectiva de la tendencia, los operadores de opciones de la EIA de EE. UU. y NYMEX creen que en la segunda mitad del año el precio del petróleo será más bajo que en la primera mitad, promediando $104 por barril de Brent este año y $94 por barril en el futuro.

También se espera que este año el consumo mundial de petróleo aumente en 2,2 millones de barriles, alcanzando el nivel de 101,6 millones de barriles por día. Al mismo tiempo, seguirá aumentando la producción de los países de la OPEP y Estados Unidos, lo que en el tercer y cuarto trimestre de este año llevará a un excedente de petróleo en el mercado de 1,59 y 0,84 millones de barriles. Al mismo tiempo, en el primer trimestre de 2023, los mercados volverán a experimentar un déficit diario de 600.000 barriles.

Si tomamos este pronóstico como referencia, entonces, en este caso, nada especial amenaza los precios del petróleo. Sin embargo, existen una serie de riesgos que podrían conducir a una caída más significativa de los precios, y la razón principal es una fuerte caída en la economía global.

Existe una relación directa entre el consumo de petróleo y el crecimiento del PIB mundial. Al mismo tiempo, el precio del petróleo por encima de $80 por barril conduce al estancamiento y, en última instancia, a una recesión en la economía mundial (Fig. 2).

Ver también: InstaForex es uno de los líderes en el mercado Forex, 12 años en el mercado, más de 7,000,000 clientes activos.
Pronóstico del precio del petróleo para la segunda mitad de 2022

Figura 2: Correlación del precio del petróleo con el PIB mundial y períodos de desarrollo económico

Como se muestra en el diagrama, de 1980 a 2018, un aumento en el precio del petróleo por encima de $80 llevó a una recesión en la economía mundial después de un tiempo. Sin embargo, para ser justos, debe tenerse en cuenta que solo hubo dos períodos de este tipo, en 2008 y 2012, por lo que esta no es una muestra estadística suficiente. Entre otras cosas, hay que tener en cuenta que desde 1990 hasta 2022 la economía mundial fue la economía del dólar, y la caída del precio del petróleo a $20 el barril fue una de las razones que destruyó a la URSS.

Sin profundizar en la geopolítica, ¿por qué no asumir que la subida del precio del petróleo por encima del nivel de los $80 por apenas un par de años será una de las razones que destruyan la dominación mundial anglosajona? Nada bueno le espera a la economía global y al dólar como moneda de reserva, incluso si se cumple el pronóstico de referencia de la EIA de EE. UU., según el cual el precio del petróleo Brent en 2023 será de $94 por barril.

¿Quizás por eso los países del G7 están tan preocupados por fijar precios marginales para el petróleo ruso? Después de todo, para un mayor crecimiento económico y frenar la inflación, necesitan desesperadamente petróleo a $80 o menos.

Por cierto, a los países miembros de la Agencia Internacional de la Energía, que agrupa a los principales consumidores de petróleo, les gustó tanto la idea de limitar el precio marginal del petróleo ruso que querían bajar también el precio de los productos refinados.

La esencia de la idea de limitar el precio marginal es comprar petróleo ruso a no más de $60 por barril e imponer sanciones secundarias contra quienes compren a precios más altos. Dado que, según los funcionarios estadounidenses, la idea de volver a poner a Rusia en la masa debería atraer a todos, la tesorera de los EE. UU., Janette Yellen, se apresuró a ir a la India para persuadir a la tercera economía del mundo, amenazándola con mano dura y ofreciéndole varios beneficios en caso de que se sume al acuerdo. Rusia, como de costumbre, se olvidó de preguntar al mismo tiempo, y no solo Rusia.

El Banco de India firmó una orden para usar la rupia como moneda de pago internacional, y aquí es donde se pone interesante. De acuerdo con la regla presupuestaria adoptada por el Ministerio de Finanzas de la Federación Rusa hasta 2020, el precio de corte de ingresos fue de $40 por barril. Esto significa que si el precio del petróleo es de $60 por barril, traerá ganancias en exceso al presupuesto del país. Así, India y China, en el marco del comercio de monedas nacionales, negociarán por un beneficio conjunto a 60, y EE. UU., los países de la UE y Japón comprarán petróleo a 100 y más.

Se puede objetar que la rupia es una moneda sin reserva muy mala, pero no lo es. La rupia le permite comprar bienes de consumo, incluidos productos farmacéuticos, y su volatilidad durante el año pasado fue significativamente menor que la del euro. El euro cayó frente al dólar un 19%, a su vez, la rupia cayó solo un 7%. El yen japonés cayó un 35%, mientras que el yuan chino también cayó solo un 7%. Además, a diferencia del euro, Rusia puede gastar rupias y yuanes.

Resumiendo este análisis, podemos suponer con un alto grado de certeza que en la segunda mitad del año los precios del petróleo experimentarán algún descenso, por ejemplo, en el rango de 85-100, donde se mantendrán hasta que el mercado encuentre un nuevo punto de equilibrio o encuentre impulsores de crecimiento o declive. Entre los factores positivos está el crecimiento de la economía mundial, principalmente debido a los países asiáticos, que se apoyarán en recursos energéticos relativamente baratos de Rusia. De los factores negativos, el precio se verá presionado por la reanudación de los confinamientos de Covid-19 y el rápido crecimiento de la recesión de EE. UU. Al mismo tiempo, a fines de año, en medio de una futura escasez, el petróleo puede iniciar una nueva ola de crecimiento. A pesar de la caída local, el petróleo sigue en una tendencia alcista y puede volver nuevamente por encima de los $100 por barril. Sea cuidadoso y cauteloso, siga las reglas de administración del dinero.

*El análisis de mercado publicado aquí está destinado a aumentar su conocimiento, pero no a dar instrucciones sobre cómo realizar una operación
Ir a la lista de artículos Abrir cuenta de operaciones